Se inicio en Quilmes la construcción del Complejo Socioambiental Ecoparque Quilmes, que fortalecerá la gestión integral de residuos sólidos urbanos (GIRSU) local. La iniciativa, que impulsa el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación en articulación con el municipio local, demandó una inversión cercana a los $ 700 millones. Se trata de un proyecto que permitirá formalizar la actividad de recuperación, promoverá la separación en origen y permitirá la creación de más de 300 puestos de trabajo.

El ministro Juan Cabandié explicó que se trata de una planta que va a generar mucho empleo en el marco de la economía circular. “Hoy estamos encarando con mucha responsabilidad ambiental una gestión acorde a los estándares que necesitamos para cuidar nuestro planeta. Este emprendimiento va a redundar en una mayor conciencia de la ciudadanía, apelando también a la separación en origen, de forma doméstica; pero también a que los grandes generadores tengan la responsabilidad de separar”, explicó el titular de la cartera ambiental.

En tanto la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza expresó la trascendencia de la obra al punto de definirla como “un antes y un después” para el tratamiento de los desechos que se generan en el distrito. En tal sentido, recalcó que estos no solamente deben ser destinados a disposición final, sino que “a partir de la conciencia ambiental y la separación en origen, podamos hacer que la economía circular funcione”.