El presidente Alberto Fernández a través de un videoconferencia dejó inaugurado el Hospital General de Agudos Doctor René Favaloro, en La Matanza, y otros cuatro hospitales modulares. “Mientras esta pandemia exista, el Gobierno nacional va a estar al lado de los que más lo necesiten. No tiene que dudar ningún argentino. No tiene que dudar ningún acreedor”, agregó el jefe de Estado enviando un claro mensaje a los bonistas que esperan algo más en las negociaciones que se llevan adelante respecto de la deuda externa del país bajo jurisdicción extranjera.

Fernández reflexionó seguidamente que “celebraría más que dejemos de contagiarnos entre nosotros y tomemos conciencia de cuidarnos”. También expresó en tono crítico hacia la gestión anterior que es “muy difícil de entender que alguien haya prescindido de un hospital de esa magnitud”. Las obras de este hospital se iniciaron bajo el gobierno de Cristina Fernández y fueron paralizadas durante los cuatro años que gestionó la alianza Cambiemos tanto en Nación como en Provincia.

El Gobierno nacional ya sumó más de 1.400 camas «críticas» de terapia intensiva, intermedia e internación, al sistema sanitario nacional, en el marco de la pandemia por coronavirus, de las cuales casi 1.000 están emplazadas en la ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde está el foco de contagios.