Un informe elaborado por la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA), destaca que el sistema financiero actual está ahogando las Pymes.

“Las pequeñas y medianas empresas soportan una fuerte presión fiscal y padecen los costos bancarios que restan competitividad al sector” resalta el informe dado a conocer este martes, agregando que, “por ventas en efectivo, el comercio debe pagar al banco hasta un 2% adicional y también debe afrontar el impuesto al cheque, cuya alícuota puede ser de hasta 1.2%. Además – sigue diciendo el informe -, la tasa promedio para financiar capital de trabajo supera el 110% y la rentabilidad sufre una merma de más del 11% al cobrar en un pago con tarjetas de crédito”. FECOBA realizó un estudio de campo a través de su Centro de Investigación Pyme Ciudad Productiva (CIPBA), sobre la presión fiscal y los costos bancarios que afrontan las Pymes porteñas estableciendo que entre los gastos bancarios más perjudiciales para el sector se encuentra la nueva comisión por depósitos en efectivo, medida del Banco Central que comenzó a regir en mayo de 2018. En la práctica, muchos bancos cobran a las Pymes una alícuota que va de 1% a 2% del monto depositado. Esta comisión afecta seriamente a las pequeñas y medianas empresas de la Ciudad, ámbito en el que está más instalado el uso de medios electrónicos respecto del interior del país.