Provincias y municipios de todo el país salieron a respaldar el congelamiento de precios en más de 1400 productos alimenticios que por 90 días estableció el gobierno nacional atento a los abusos de las empresas del sector que, sin ninguna justificación, vienen estableciendo incrementos en el precios de alimentos.

Axel Kicillof apoyó decididamente la medida entendiendo que se trata de defender a los consumidores resaltando que la gobernación bonaerense tomará “cartas en el asunto para que nadie se haga el piola” tras considerar que “no hay justificativo para el aumento de los precios con estos costos”.

Varios intendentes bonaerenses también manifestaron este jueves su intención de sumarse al control de la medida, como los jefes comunales de Ensenada, Mario Secco; de Morón, Lucas Ghi; y Pilar, Federico Achával. Secco aseguró que ordenará a los inspectores municipales a realizar un estricto control de precios para que en caso de incumplimientos en el acuerdo de precios por parte de los empresarios, “sacarle tarjeta roja a los vivos”.

En tanto, el secretario de Comercio Interior y Servicios de Santa Fe, Juan Marcos Aviano, afirmó: “Entendemos debe ser el ámbito en el cual nos convoquen, para organizar y articular la manera de llevar adelante esto”.

El ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Chubut, Leandro Cavaco, confirmó que la provincia “se sumará al monitoreo de control de precios en línea con lo que dispuso el Gobierno nacional”.

El director de Control Productivo y Comercial, Carlos Luque, de Jujuy afirmó “veríamos con buenos ojos que nos den la capacidad de sancionar la ausencia de productos, tener la potestad de sancionar a las firmas que no cumplen con el pacto”.

La directora General de Defensa del Consumidor de La Pampa, Florencia Rabario, confirmó que la provincia “hará un acompañamiento para el cumplimiento y el control de precios” en los productos dispuestos por el Gobierno nacional.