A través de un DNU, publicado este sábado en el boletín oficial, el Gobierno extendió hasta el 30 de noviembre el plazo de adhesión a la moratoria para regularizar deudas tributarias, aduaneras y previsionales, que hasta el momento generó más de 330.000 planes por una cifra superior a $ 200.000 millones de compromisos impagos vencidos. El plazo original vencía el próximo sábado, aunque se mantiene la fecha original del 16 de diciembre para el pago de la cuota inicial.

De esta manera Pymes, comerciantes, profesionales, grandes empresas, monotributistas, autónomos, cooperativas y entidades sin fines de lucro tendrán más tiempo para inscribirse para regularizar sus deudas tributarias, aduaneras y previsionales en hasta 120 cuotas.