Un proyecto de ley que propone crear una Oficina Anticorrupción en la Ciudad de Buenos Aires, ha sido presentado en la Legislatura Porteña. Se trata de una propuesta que surge del legislador Santiago Roberto (Frente de Todos), “con el fin de fomentar una mayor transparencia y combatir los hechos de corrupción en el manejo de los fondos públicos porteños”, según se señala en los considerandos.

«La Ciudad necesita de mecanismos institucionales y normas que regulen el comportamiento de las y los funcionarios y las y los empleados de la administración pública con el objetivo de garantizar transparencia y cuidar los intereses públicos», afirma Roberto asegurando que esta oficina anticorrupción podrá recibir denuncias que hicieran particulares, funcionarios y empleados públicos.