Para explicar las características principales de la reforma al Código Contravencional que impulsa el Gobierno de la Ciudad, este martes se realizó una reunión de diputados de la Comisión de Justicia, que preside el diputado Daniel Presti (Vamos Juntos) en forma conjunta con la de Asuntos Constitucionales, cuyo titular es el diputado Diego Sebastián Marías (Vamos Juntos).

Asistieron el Fiscal General de la Ciudad, Luis Cevasco; la asesora general tutelar de la Ciudad, Yael Bendel; y el Defensor general de la Ciudad, Horacio Corti. Ellos fueron los encargados de desarrollar las reformas que el Gobierno prevé realizar, centradas en la prevención del acoso a las mujeres y la prohibición de las actividades ejercidas por los limpiavidrios y trapitos.

La iniciativa considera posible la denuncia anónima. Se trata de uno de los puntos más polémicos, que genera mayor rechazo en distintos sectores sociales y políticos. Desde el oficialismo la justifican poniendo como ejemplo que, según cifras del Ministerio Público Fiscal, en la Ciudad se registran tres denuncias de acoso sexual por semana. Pocas mujeres se animan a hacer la denuncia porque tienen miedo a posibles represalias y también porque el trámite puede ser engorroso.

Sobre el ciberacoso crearán dos figuras para sancionar la difusión no autorizada de imágenes y la suplantación digital de la identidad; también, se establece un agravante cuando la víctima sea menor de edad o mayor de 70 años, cuando sea realizado por un jefe o promotor de eventos, o sea cometido por parejas o ex parejas.