En una sesión del Concejo Deliberante de Vicente López, realizada con llamativa celeridad a mediados de diciembre último, se aprobó el cambio de zonificación para el predio donde funcionaba Atanor en la localidad de Munro.

De acuerdo a las modificaciones (Ordenanza 36357/19), votadas únicamente por los concejales del oficialismo (PRO) que cuentan con mayoría propia, le permitirá a los nuevos dueños mantener la categoría de zona industrial en lugar de incorporarse como zona residencial. Por las características industriales que desarrollaba Atanor en este predio de 9 hectáreas, es necesario desarrollar tareas de limpieza y saneamiento que implica movimiento de la tierra (hubo en su momento denuncias por contaminación con talio). Los concejales opositores al actual jefe comunal, Jorge Macri, han planteado que no hubo estudios de impacto ambiental necesario para determinar en qué condiciones se encuentra el terreno. Tampoco se ha realizado consulta alguna con vecinos linderos a este predio que fue adquirido por un desarrollador que planea la construcción de varios galpones industriales. No son pocos los vecinos que se están movilizando para exigir se cumpla la ley que, para estos casos, contempla la apertura de calles y espacios públicos.