Con amplio aval opositor y pese a cruces verbales en el recinto que protagonizaron representantes de la era Macri y del actual gobierno, el senado aprobó la llamada ley de sostenibilidad de la deuda argentina que se encuentra bajo legislación extranjera. De esta forma el parlamento es protagonista de un tema central para la vida económica del país, algo que no sucedió durante los cuatro años anteriores, cuando el ex presidente Maurcio Macri decidió endeudar el futuro argentino en forma brutal, sin hacer pasar esa determinación por el Congreso Nacional.

Después de nueve horas de debate la ley recibió la adhesión de los 65 senadores presentes. Los legisladores macristas acompañaron a regañadientes y justificaron el endeudamiento con argumentos relacionados a “la pesada herencia que recibieron en 2015”. En tanto que desde la bancada oficialista le recordaron que Néstor Kirchner primero, y Cristina Fernández después, llevaron adelante una exitosa política de desendeudamiento que permitió poner fin al encadenamiento que país tenía con el FMI.