La toma de conciencia relacionada a la grave situación sanitarias que estamos pasando quedó de lado para unas 250 personas que en las últimas horas compartían una fiesta clandestina en la localidad de Pilar, que finalmente fue desbaratada por la policía de Buenos Aires. Se desarrollaba en una quinta ubicada en calle Pampa y Vélez Sarfield, donde se secuestró bebidas alcohólicas y drogas, informaron fuentes policiales. En el lugar trabajaron conjuntamente la Dirección provincial de Seguridad, a cargo de Marcelo Montero, la Municipalidad de Pilar, y Delegación de Drogas Ilícitas.

«Se aplicó el artículo 205 del Código Penal a los organizadores, por propagación de enfermedad en una pandemia», indicaron fuentes del Ministerio de Seguridad. Respecto al organizador y responsable del evento clandestino, las fuentes indicaron que «no se hallaba en el lugar al momento de la intervención», pero adelantaron que una vez identificado también se labrará el acta de infracción correspondiente.