La preocupación por el inminente cierre del Bar «Esquina Homero Manzi», ubicado en Av. San Juan 3601 en el barrio de Boedo, se trasladó a la Legislatura porteña con un pedido de salvataje puntual, presentado desde el Bloque Frente de Todos, para el histórico lugar que se encuentra dentro del registro de bares notables de la ciudad.

El cese de actividades pone en peligro la continuidad laboral de 160 trabajadores y trabajadoras. Estos trabajadores han sido incluidos en la ATP por el gobierno nacional pero es necesario un aporte complementario de la ciudad, como lo ha hecho el gobierno de la provincia de Buenos Aires. El diputado Matías Barroetaveña expresó que «el gobierno de Rodríguez Larreta debe impulsar de manera urgente políticas de protección del trabajo que complementen las medidas asumidas a nivel nacional», y añadió que «de lo contrario, se destruirán miles de comercios y puestos de trabajo en la ciudad de Buenos Aires».