Los embates contra la polémica ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, continúan teniendo como eje crítico la resolución 4055 firmada por la funcionaria determinando el cierre de colegios nocturnos en la ciudad.

La vicepresidenta de la comisión de Educación de la Legislatura porteña, Lorena Pokoik (Unidad Ciudadana), ahora pide abiertamente la renuncia acusándola de profundizar una política de «exterminio» de la educación pública. Así lo manifestó este jueves en declaraciones a Tiempo Argentino, destacando: «Con su pésima gestión está arrastrando a varios funcionarios y ministros”, afirmando que su gestión ha sido nefasta. “Acá hay un exterminio de la educación pública que se profundizó en los últimos 4 años”, afirmó la legisladora. Todos los gremios docentes se han unido en este reclamo coincidiendo en un plan de lucha reclamando se derogue la resolución 4055. El Secretario General de UTE, Eduardo López, manifestó en las últimas horas “los trámites para poder inscribirse son por internet, han bloqueado la posibilidad de realizarlo para que los nuevos estudiantes puedan anotarse y estudiar este año en las escuelas nocturnas”. El comentario del dirigente gremial viene a cuenta por las afirmaciones de la ministra negando el cierre de las escuelas, tal como ella misma lo declaró públicamente en reportajes radiales. Además, la resolución que firmó es clara en ese sentido determinando el cierre de más de una docena de establecimientos.