Tras el encuentro que mantuvo con los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey; y de Córdoba, Juan Schiaretti más el alicaído jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, el senador Miguel Ángel Pichetto expresó que “al electorado que ha votado a Macri como una opción de cambio lo han golpeado muy duramente el poder adquisitivo del salario, el costo de vida. La ruptura con los sectores medios del trabajo es demasiado profunda».

El legislador es impulsor, junto a sus ahora socios políticos, de un espacio que pretende ser una alternativa electoral entre la polarización marcada por el peronismo opositor y la propuesta neoliberar que encarna el gobierno nacional. Las posiciones cercanas a las políticas macristas han colocado a este trio como aliados circunstanciales del gobierno. Sus chances electorales parecen quedar reducidas a minar las posibilidades de un recambio de mando en la Rosada en 2019, antes que un triunfo propio. El gobernador de Salta perdió en las últimas elecciones de su provincia; Massa no solo fue perdiendo votos a nivel nacional, en Tigre terminó tercero en las últimas presidenciales; y Pichetto es un especialista en ganar espacios desde sus derrotas electorales en su distrito, Rio Negro.