El intendente Guillermo Montenegro firmó un decreto en donde se exceptúa del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) a la pesca para consumo personal realizada desde la costa y también para la que se lleva a cabo desde pequeñas embarcaciones, siempre y cuando la misma no tenga fines recreativos ni deportivos. Dicha actividad solo podrá desarrollarse de lunes a viernes de 7 a 16, quedando fuera del permiso los días sábados, domingos y feriados.

En la normativa firmada por el intendente, se remarcan cuáles son las medidas generales de prevención y protección (básicamente, las que se han especificado para el resto de las actividades permitidas) y también se dejan establecidas un grupo de recomendaciones para tener en cuenta durante el traslado hacia y desde el lugar de pesca, como por ejemplo el no uso del transporte público.