En la estación Las Heras efectivos de la Policía de la Ciudad detuvieron a 16 trabajadores, entre ellos algunos delegados como el de la línea C Néstor Segovia. Hubo momentos de mucha tensión mientras otros trabajadores intentaban impedir que las detenciones se concreten. Mientras Segovia era arrestado pudo expresarse, ante los cronistas que observaban la situación, acusando a Rodríguez Larreta de las acciones represivas. Otro de los metrodelegados, Roberto Pianelli, expresó «hace días que realizamos esta protesta levantando molinetes y no pudimos tener un solo llamado del gobierno o de Metrovías para negociar. No solo eso suspendieron a 80 trabajadores.» Pianelli fue el encargado de anunciar que el paro se extendía a las cinco líneas hasta tanto no liberen a los detenidos. La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro estaba llevando adelante un paro de 12 horas hasta las 12:00 en las líneas E y H y el Premetro, una medida de fuerza en rechazo de la paritaria del 15% firmado entre el gobierno porteño y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las posteriores 100 suspensiones. Ahora, tras la represión y detención de los trabajadores la medida de fuerza se extiende a todas las líneas de subte.