La empresa de capitales nacionales Pampa Energía comunicó este viernes que, ante distintas causas que afectaron negativamente al mercado petroquímico durante los últimos años, tomó la decisión de cerrar la Planta Etileno San Lorenzo, unidad productiva ubicada en la ciudad de San Lorenzo, en la provincia de Santa Fe.

La empresa resolvió abrir un libro de retiros, con aprobación final por parte de la empresa bajo condiciones superadoras a la ley (plus de indemnización y obra social por un año) con la intención de realizar alrededor de 50 acuerdos de salida. Pampa energía participa en la generación eléctrica de 3.871 MW, en la transmisión, mediante la compañía Transener que co-controla, y realiza la operación y mantenimiento de la red de transmisión en alta tensión de Argentina, cuya extensión abarca más de 14,5 mil km de líneas propias, así como 6,2 mil km de líneas de alta tensión de Transba. Transener transporta el 85% de la electricidad en la Argentina.