Otro golpe al bolsillo sufren los automovilistas. El alza del dólar arrastra, a partir de este domingo, un nuevo aumento en el precio de los combustibles. Las estaciones de servicio ya tienen, en promedio, un 5% más caro el precio de la nafta súper.

Estaba programado un 3%, según lo pactado en su momento por el ex Ministro Aranguren y las petroleras, pero con el dólar al borde de los $30 se movió un 2% más. No es un monto que calme la sed de los grupos que manejan el negocio de los combustibles en nuestro país. Reclaman más. En las estaciones YPF, ubicadas en Buenos Aires, el litro de nafta premium ya se vende a unos $32.34, mientras que el de súper cuesta $27.82. El mes próximo el precio sufrirá otro retoque que será del 3% o un poco más.