La inflación no da tregua, y el gobierno le da un empujoncito más. A partir de este lunes otro aumento en las tarifas públicas del transporte se descarga sobre cada vez más enflaquecido bolsillo de los argentinos.

El boleto de colectivo mínimo pasará a costar 13 pesos, siendo el pasaje más caro de 16,50 pesos abarcando trayectos de 27 kilómetros o más. En trenes el incremento oscilará entre 50 y 75 centavos, dejando las tarifas entre 4,75 y 8,75. Se mantienen los beneficios de la Red SUBE, con descuentos para los pasajeros que toman más de un medio de transporte, así como también los programas de viaje frecuente y la tarifa social.