La diputada nacional Elisa Carrió no se detiene en sus desbordes verborrágicos. Otra vez eligió Córdoba como escenario para declaraciones tan polémicas como inciertas.

Desde la provincia donde señaló el gracias a Dios por la muerte de José Manuel De la Sota, ahora involucró a la dirigencia política de Río Cuarto con el narcotráfico. Lo hizo ante periodistas locales mientras estaba sentada junto al candidato a gobernador de la alianza Cambiemos, el diputado Mario Negri. “Este juez federal que está amenazado en Río Cuarto está amenazado por la política de Río Cuarto”, comentó mientras Negri la codeaba como si intentara poner freno a sus declaraciones. Cuando los cronistas le pidieron precisiones sobre las personas de la política que estarían involucradas respondió con un…”pero querido… ¿Querés que te diga una cosa? Me hacés acordar a los periodistas cuando yo decía: “De Vido es cajero de Kirchner”. Y me respondían “ay, la loca”.