La diputada nacional oficialista Graciela Ocaña fue imputada este jueves por el fiscal Jorge Di Lello por presunto enriquecimiento ilícito a partir de una denuncia que le hizo el referente de la ONG La Alameda, Gustavo Vera.

La agencia Telam adelantó la información destacando que “según informaron fuentes judiciales, la principal acusación de Vera contra Ocaña es que la diputada declaró ser propietaria de una parcela de mil metros cuadrados en el barrio privado Terravista en General Rodríguez, valuada en 900 mil pesos cuando en realidad poseería allí «una mansión valuada en casi un millón de dólares». Ocaña negó las acusaciones diciendo que son mediáticas lanzadas por Vera y Hugo Moyano. También, comentó haberse presentado espontáneamente ante el fiscal para entregarle información. Di Lello le solicitó al juez federal Julián Ercolini que realice una batería de medidas de prueba y le solicitó se pida a la Oficina Anticorrupción (OA) las declaraciones juradas de la diputada nacional, y a los registros de la propiedad de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires información sobre los inmuebles y terrenos a nombre de Ocaña.