La justicia ordenó un allanamiento en la localidad de Ayacucho tras la pista de la menor Sofía Herrera, una niña desaparecida en un camping de Tierra del Fuego hace diez años cuando tenía cuatro años.

El juez a cargo de la causa, Daniel Cesari, tomó esa medida entendiendo que la menor podría estar viviendo con una familia de ese distrito. Hubo un enorme despliegue periodístico después que la información se filtró a la prensa, más una nutrida presencia policial rodeando los movimientos de la niña que terminó no siendo Sofía Herrera, según determinó el examen de huellas dactilares que se le realizó.