El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta se reunió este jueves con su par porteña María Soledad Acuña y le anunció que el gobierno nacional proveerá netbooks o tablets a los 6.500 alumnos que han quedado desprotegidos dentro de la ciudad de Buenos Aires sin poder asistir a clases virtuales como el resto del alumnado porteño.

Trotta también le propuso la implementación conjunta de medidas socioeducativas y soluciones de conectividad para no poner en riesgo la salud de la comunidad educativa. Estas medidas están dirigidas a chicas, chicos y adolescentes que hayan tenido escasa o nula relación con la escuela. Le planteó asegurar la conectividad a Internet por 4 meses, con carga mensual para consumo de datos, y poner a disposición la plataforma “Juana Manso”, incluyendo sus aulas virtuales y recursos educativos; facilitar programas educativos de TV y Radio para ser utilizados por el Canal y la Radio Ciudad de Buenos Aires.

Trotta le solicitó a Acuña dar continuidad a la edición de cuadernillos educativos “Seguimos Educando” conforme a grado/año y material bibliográfico y asignar recursos del Programa Nacional de Formación en Enfermería (PRONAFE), y garantizar la disponibilidad de promotores territoriales (a través del Convenio) y referentes comunitarios.