El polémico juez federal Claudio Bonadio murió en la madrugada de este martes, en su casa de Belgrano. Se encontraba de licencia, había cumplido 64 años hace pocos días. Ejercía la titularidad de un juzgado desde 1994 impulsado por el ex presidente Carlos Menem. Fue uno de los jueces involucrados en la “servilleta de Corach”, expresión que se hizo famosa en los años ´90 y pintó de cuerpo entero el entramado entre el poder judicial y el poder político. En los últimos años Bonadío se dedicó a perseguir y hostigar con causas judiciales sin demasiados fundamentos ni pruebas contra la ex presidenta Cristina Kirchner​ y varios funcionarios de su gobierno.