El Ministro de Hacienda porteño Martín Mura expuso, este viernes en la Legislatura, las características del Presupuesto 2019. Lo hizo ante diputados que integran la Comisión conjunta de presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria.

Entre otras cuestiones el funcionario explicó que, por segundo año consecutivo, la Ciudad plantea un cálculo de gastos y de recursos financieramente equilibrado, con superávit primario, destacando que hay 7 mil millones de pesos de reducción en la recaudación por Ingresos Brutos, el impuesto más regresivo según calificó el propio Ministro. Este impuesto representa el 54% del total de los ingresos por recursos tributarios.

El primer diputado que comenzó a plantear interrogantes fue el socialista Roy Cortina. “Yo no sé si este presupuesto está a la altura de las circunstancias, creo que no contribuye a disminuir la desigualdad en la ciudad que ha vuelto a los niveles del 2002. Deberían preguntarse – señaló – si este presupuesto hace retroceder la pobreza en la Ciudad, que tiene un 28% de su población en la pobreza (850 mil porteños)”. En paralelo a este razonamiento Cortina se preguntó, “¿Cómo puede ser que el ministerio que menos aumenta su partida es el de Desarrollo Humano?”.

El diputado Patricio Del Corro (PTS) lamentó que antes de considerar el actual presupuesto, Mura no haya explicado los errores que tuvo el del 2018. También preguntó ¿Cuál es la explicación política para entender que se gastarán más recursos en la construcción de comisarías que en infraestructura escolar? El peronista Mariano Recalde (Unidad Ciudadana) definió que estamos ante un presupuesto de ajuste y estimó un recorte del 6,1% en relación al anterior. “El plan de viviendas cuenta con mil millones menos. Gran parte del ajuste de este presupuesto recae en la baja de salarios de los trabajadores del Estado porteño”. Marcelo Depierro (Mejor Ciudad) se preguntó porque no se pelea por la incorporación de otros recursos que puede tener la Ciudad, como los portuarios. En su turno María Rosa Muiños (Bloque peronista) calificó como desprolijo el presupuesto y expresó que se va a votar algo que es una fantasía. Inés Gorbea (Evolución) destacó el nivel histórico de endeudamiento de la Ciudad, que se devora muchos recursos.

Respondiendo, el Ministro Mura reconoció que el gobierno ha mejorado los niveles de sub-ejecución, y destacó que el gasto social sigue estando por encima del 50%. “El gasto en seguridad es uno de los grandes reclamos de los vecinos”, enfatizó justificando la inversión en esa área. “Todas las obras que están en el plan se mantendrán según estaba previsto”, señaló descartando que se paralicen las que están en ejecución. Sobre el endeudamiento precisó que es menor a lo que podría haber sido por la devaluación ya que en la actualidad es de 50% en dólares y 50% en pesos, aclarando que se venía de un 95% de endeudamiento en dólares. «El tema del puerto es una negociación continua que hay con el gobierno nacional», destacando que ya hubo buenas respuestas de la Nación en relación a transferencias que ya se han logrado como el juego o la Policía.