Jefes comunales de la alianza Juntos por el Cambio buscan la máxima explotación política posible de las determinaciones sanitarias que se están asumiendo desde el poder institucional central del país.

Los intendentes de los municipios de Vicente López y San Isidro han asumido medidas en contra de la determinación que establece el DNU presidencial, avalado por otro similar del gobernador Kicillof. En el primero de ellos Jorge Macri presentó un amparo judicial, en tanto el sanisidrense Gustavo Posse se despacho con una declaración comunal de tarea esencial la educación para que establecimientos educativos o padres puedan recurrir ante la justicia.