Más de medio millón de personas (800 mil según los organizadores) se concentraron en Luján bajo la consigna “Paz, pan y trabajo”, donde solo se apreciaron banderas argentinas. Fueron convocados por sindicatos nucleados en el Frente sindical para el Modelo Nacional, y organizaciones sociales.

En la cabeza de la movilización estuvieron el líder de camioneros, Hugo Moyano acompañado por Sergio Palazzo, Ricardo Pignanelli, Roberto Baradel y Walter Correa acompañado de legisladores, intendentes como Eduardo «Wado» De Pedro, Felipe Solá, Daniel Arroyo, Fernando Espinoza, Gustavo Menéndez (Merlo), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Verónica Magario (La Matanza), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y el ex candidato presidencial Daniel Scioli. Frente a la tradicional Basílica de Luján, cuya Virgen es Patrona de la Argentina, el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, estuvo a cargo de la homilía donde resalto «hay que reconocer que ninguno de los problemas se puede resolver sin la interacción entre el Estado y el pueblo». También resaltó «No nos dejemos robar el entusiasmo. No nos dejemos robar la esperanza. No nos dejemos robar la alegría permanente. No nos dejemos robar la comunidad».