Seis de las nueve distribuidoras de gas que tiene la red nacional registraron utilidades por 4.379 millones de pesos en el 2017. El dato, publicado este domingo por el periodista Alffredo Zaiat en Página 12, es público ya que estas empresas cotizan en la Bolsa de Comercio.

Las dos transportistas (TGS y TGN) ganaron 3.635 millones, y cuatro (YPF, Tecpetrol, PAE y Pampa) de las seis productoras presentaron un resultado neto de 21.462 millones de pesos. Fueron balances con resultados superiores a los correspondientes del año anterior (2016) cuando las cuatro petroleras presentaron pérdidas por más de 21 mil millones. Pese al nivel de ganancias blanqueado en su última presentación, el gobierno nacional decidió aceptar un resarcimiento pedido por las empresas de 450 millones de dólares por la devaluación, e intenta trasladárselo a los usuarios. Si bien ya dio marcha atrás con la insólita idea del pago directo de los usuarios, planteada por el Secretario de Energía Javier Iguacel, el gobierno propone ahora que lo absorba el Estado, es decir los usuarios en forma indirecta. Una vez más la administración Macri es complaciente con los pedidos de empresarios transfiriéndole multimillonarios recursos, mientras se muestra inflexible reclamándole sacrificio permanente a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad a quienes, entre otras cosas, les quitó subsidios en los servicios públicos y les redujo ayuda en medicamentos a jubilados.