Una manifestación frente a la Corte Suprema de Justicia fue convocada para este sábado al cumplirse cumplen cinco años de la detención de Milagro Sala. La dirigente jujeña padece falta de libertad, junto a otras ocho compañeras de su agrupación, pese a no tener ninguna causa con condena firme. Esto, pese a que ninguna persona puede estar más de dos años en prisión si no ha sido condenada. Sala está a la espera de una resolución del máximo tribunal del país, su abogado pidió la anulación del juicio a raíz de irregularidades que plantearon sus abogados.

La dirigente social, líder de la Tupac Amaru, reiteró este viernes que se trata de una persecución política que recae sobre ella de parte del gobernador Gerardo Morales. «Lo nuestro es político. Se ha demostrado en varios ejemplos, audios y videos, en donde los mismos jueces y fiscales decían que estábamos detenidos por Gerardo Morales», afirmó Sala, en una entrevista con el canal IP, sentenciando que «la Justicia de Jujuy tiene pintado los colores de los radicales», en referencia a la incorporación de Ekel Meyer como nuevo integrante de la cúpula judicial en Jujuy.