Vecinos y asambleístas de todas partes de Mendoza llegaron este lunes por la mañana hasta las puertas de de la Casa de Gobierno para acercarle al primer mandatario provincial, Rodolfo Suárez, un petitorio exigiendo que vete las modificaciones hechas el último viernes a la ley 7722 (votada por  legisladores de la UCR, PRO y Frente de Todos), que habilitan el uso de cianuro y otras sustancias tóxicas en la explotación minera.
La masiva movilización que convocó a más de 40 mil vecinos concluyó sorpresivamente con represión luego de que se sepa que el gobierno mendocino había rechazado el petitorio. «Es una marcha pacífica pero el pueblo tiene límites y no puede ser que el poder judicial y el poder político no se den cuenta de que el reclamo es justo. Mendoza está en pie de lucha» comentó Mauricio Aguirre, miembro de la asamblea por el agua en Tunuyan
La provincia vive desde la semana pasada jornadas de mucha tensión cuando la legislatura local aprobó modificar una ley y permitir la utilización de cianuro y ácido sulfúrico en la explotación minera.
Convocados por grupos ambientalistas miles de vecinos comenzaron a congregarse el domingo por la mañana en San Carlos. Desde ahí la columna se fue engrosando en el paso por las localidades de Pareditas, Eugenio Bustos, Jocolí, General Alvear, el Este, Uspallata y San Rafael. Centenares de autos, camionetas y bicicletas coparon la ruta 40 hasta llegar a la Casa de Gobierno este lunes.