El gobierno porteño dispuso que desde el próximo lunes los mayores de 70 años tendrán la circulación restringida en la ciudad, solo lo podrán hacer con permiso especial. Se trata de una severa determinación que apunta a cuidar, en la región que junto a la provincia de Buenos Aires es la que más contaminados tiene en el país, a la franja etaria más vulnerable en estos días de pandemia. Se estima que esta medida afecta a más de medio millón de personas que son los que habitan en la geografía porteña y tienen más de 70 años.

El Gobierno implementará un Permiso de Circulación obligatorio que deberá tramitarse para el día o el día anterior a ser utilizado, a través de la línea 147. No será necesario para las personas de más de 70 que desarrollan actividades esenciales, exceptuadas del aislamiento obligatorio.