«Vamos a estar en la calle hasta que este Gobierno cambie el modelo económico», fue la amenaza de Hugo Yasky de la CTA de los Trabajadores en el acto multitudinario de este lunes en Plaza de Mayo, dando inicio al paro por 36 horas decretado por la central obrera. “No al FMI ni al presupuesto que impone, y sí a la dignidad, la justicia social y al orgullo de ser trabajadores que estamos de pie contra de este modelo económico de hambre y ajuste”, dijo Yasky ante miles de personas que llegaron al histórico predio. También fueron oradores el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, «hay otro camino, hay otro modelo para recuperar la industria, parar los despidos y dar aumentos de emergencia para trabajadores y jubilados», dijo. El dirigente de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, destacó que la masividad de la marcha era un mensaje para el Gobierno que dice que «hasta acá llegó el ajuste y que la calle salió a decir basta». Daniel Catalano, titular de ATE capital, leyó una carta enviada por Milagro Sala, pidiendo continuar con la lucha para terminar con los presos políticos y la política de ajuste del macrismo.