El Gobierno del Chubut radicó una denuncia penal por la matanza de casi 300 pichones de pingüinos y la destrucción de unos 140 nidos a pocos kilómetros del Área Natural Protegida de Punta Tombo.

Se trata de un campo vecino a esa área protegida se constató la apertura de “una amplia traza, de aproximadamente unos 700 metros de longitud por unos 3 metros de ancho”, con desmonte de vegetación nativa, para controlar el flujo del agua. Así lo reportó el biólogo y presidente de la Global Penguin Society, Pablo García Borboroglu, quien realiza tareas de investigación para el Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas.

“La traza atraviesa un área de nidificación de pingüinos de Magallanes, incluyendo zonas de alta densidad”,donde constataron la destrucción de al menos “146 nidos, tanto por aplastamiento y posterior compactación del terreno, como por el depósito de material extraído con la pala sobre nidos linderos al camino”.

También se verificó “un total de 292 pichones muertos y/o huevos destruidos, sin poder estimar aun el número de adultos que pudieran haber resultado aplastados por las maquinas dentro de sus nidos”.

El informe realizado por el experto destacó que “ante el disturbio, los pingüinos se mantienen en sus cuevas si estas son profundas, y sobre todo cuando se encuentran incubando huevos o empollando pichones”. La denuncia fue realizada por los Ministerios de Turismo y Áreas Protegidas, de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable, y de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio por medio de la Dirección de Flora y Fauna Silvestre.

El ministro de Turismo y Áreas Protegidas del Chubut, Néstor García, consideró que “es un hecho totalmente grave”. Agregó también : “Nosotros, a través del propietario del campo, que trabaja muy vinculado con el Ministerio, nos hizo saber del hecho, y designamos a un investigador que está relacionado directamente con los pingüinos, como es Pablo Borboroglu, para que nos haga un informe in situ”.