Pese a que las cosas no van bien y los indicadores de la economía argentina marcan un retroceso brutal de la actividad económica, como detallan datos oficiales del INDEC conocidos este jueves destacando que cayó un 7,5% en noviembre del año pasado respecto al mismo mes del 2017,  la titular del FMI, Christine Lagarde, felicitó al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, por la aplicación de las políticas que ayudaron a “estabilizar” la economía argentina.

Es de suponer que las felicitaciones de Lagarde están estrechamente ligadas a los intereses del FMI, respecto al funcionamiento de la economía argentina, y no al bienestar de quienes vivimos en el país. Semejante reconocimiento de la mandamás del FMI fue en el marco del Foro que se desarrolla en Davos. «Felicité al ministro Dujovne y al presidente Sandleris por los pasos de políticas decisivas que se han dado y el progreso hasta el momento, que han ayudado a estabilizar la economía”, expresó para agregar “fue un placer reunirme con el ministro de finanzas Dujovne, y el presidente del Banco Central. Reiteramos el firme apoyo del FMI a la Argentina y al plan de reforma económica de las autoridades”. También relató su satisfacción por “la sólida implementación del plan de estabilización de las autoridades y la continuidad de las políticas han sido muy útiles para Argentina y seguirán siendo esenciales para mejorar la resistencia de la economía a los shocks externos, preservar la estabilidad macroeconómica y fomentar el crecimiento a mediano plazo”.