El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, aseguró este lunes que 552 familias ya aceptaron un acuerdo con el Gobierno provincial para abandonar de manera pacífica el predio que ocupaban en la localidad de Guernica, partido de Presidente Perón, y reiteró que “no hay margen para pedir nuevas prórrogas” para el desalojo del lugar.

Ante el plazo para el desalojo, que de no mediar nuevas postergaciones debe cumplirse el próximo miércoles, Larroque explicó que en la toma aún deben quedar “unas 200 a 300 personas”.

Al hablar con El Destape Radio, el funcionario indicó que “552 familias ya aceptaron un acuerdo con el Ministerio», y ya trabajan en «soluciones habitacionales en sus viviendas de origen”. Larroque manifestó que se trata de «familias que por temas de hacinamiento vieron en la toma una posibilidad de descomprimir su situación».

Al respecto, explicó que para resolver esas situaciones están trabajando en «ampliar sus viviendas a la espera del plan de lotes con servicios» algo que asumió «llevará un tiempo”.

Asimismo, afirmó que “aún quedan en el predio unas 200 a 300 personas que están vinculadas a sectores de izquierda» y que «tienen un interés político», o a «grupos que tienen un interés económico para comercializar los terrenos”.

Al hacer un racconto de la actuación de su Ministerio frente a la toma, Larroque recordó que hicieron “un censo el 18 y 19 de septiembre» como parte del plan que le propusieron al juez que consistía en «un relevamiento general y luego un registro más preciso de la situación de cada familia”.