En medio del escándalo que concluyó con la renuncia del concejal Fernando Ponce (Cambiemos) a la Presidencia del Concejo Deliberante de La Plata y su posterior pedido de licencia presionado tras las denuncias de acoso sexual, el intendente de La Plata, Julio Garro, aprobó una resolución prohibiendo a las empleadas de esta administración asistir a sus lugares de trabajos con polleras que tengan un largo por encima de las rodillas ni con pendas que dejen al descubierto el abdomen.

Un tuit (foto) de la concejal Victoria Tolosa Paz mostrando la resolución expuso el tema desatando una polémica que concluyó a las pocas horas con la marcha atrás de semejante circular. El intendente Garro manifestó que la misma «tenía una redacción desacertada».