Después de caminar por la Plaza de Mayo el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su esposa, llegaron este mediodía a la Casa Rosada donde ofreció una conferencia de prensa junto al Presidente Mauricio Macri.

Macrón llegó este jueves por la mañana al país, bajó de la escalerilla del avión sin que fuese recibido por alguna autoridad argentina. Sorprendido, el presidente francés le extendió la mano a quien primero se cruzó en su camino, un trabajador del aeropuerto con chaleco amarillo. Minutos después llegaría la vicepresidenta Gabriela Michetti quien se excusó del papelón por llegar tarde.  Una vez ubicado en el salón Blanco de la Rosada Macron intentó descifrar el discurso de Macri cuando lanzó sin más: «muchas de las macanas que cometimos nosotros las aprendimos allá, en la Sorbona».  El presidente argentino fue más claro cuando le agradeció a Francia el apoyo dado durante las negociaciones del gobierno con el FMI, y ensalzó las reformas laborales que Macrón encaró en su país. Hubo promesas mutuas de encuentros futuros y cooperación para que se conecten empresarios de ambas naciones. Macri se llevó una caricia de su par europea al recibir elogios por la política económica que lleva adelante y su tendencia a abrir la economía.