Este viernes conferencia de prensa en Mendoza, el presidente Mauricio Macri afirmó que el titular del Banco Central, Luis Caputo, sabe lo que dice al señalar que salir de la recesión será «lento y doloroso».

Macri, que se mostró junto al gobernador y titular de la UCR Alfredo Cornejo, señaló sobre la crisis devaluatoria que vive el país que “el acuerdo con el Fondo Monetario y el presupuesto que esperamos aprobar en breve traerán tranquilidad para la demanda financiera del año que viene”. Además, contabilizó seis tormentas consecutivas sin saber si habrá una séptima. “Ojalá perdure esta tranquilidad porque no sabemos si va a venir una séptima tormenta del mundo”, advirtió. El presidente no dejó escapar la oportunidad para enfatizar su perfil de mensaje fundacional, lo hizo lanzando culpas sobre el pasado asegurando que sus políticas van a “dejar atrás 70 años de frustraciones” y prometió que el próximo año habrá una inflación de un dígito.