En declaraciones a la FM Huna, de la localidad santiagueña de Los Juríes, Mauricio Macri afirmó que las medidas económicas que se están tomando generarán un equilibrio, aunque adelantó que los meses por venir pueden ser más duros. “Queda claro – comentó – que a partir de ahora la Argentina va a entrar en una zona de equilibrio, lo que no significa que no tenemos meses duros por delante. Pero vamos a poner el país en marcha». El Presidente volvió a colocarse como el líder fundacional de una nueva Argentina al señalar: “Siento que los argentinos hoy somos más fuertes de lo que éramos hace dos años cuando empezamos a trabajar juntos, porque hemos ido aceptando la verdad, poniéndola sobre la mesa, no nos engañamos más; no escuchamos más los cantitos de sirena que dicen que todo puede ser gratis, que todo es fácil y que no hay que hacer ningún esfuerzo». Luego desplegó otra impronta personal al relatar que «todos los días estoy trabajando para ver cómo aliviarles la carga. Esa es mi única preocupación. Yo me tomo este trabajo con una enorme responsabilidad y con un enorme amor, porque realmente es lo que siento por mi país».