Una postal de múltiples lecturas presentó el acto por el Día del Ejército en el Colegio Militar este miércoles, con la presencia del presidente Mauricio Macri y el fiscal federal en rebeldía Carlos Stornelli sentado a pocos metros del primer mandatario.

Stornelli está sospechado de participar en una red de espionaje ilegal, donde ya hay varios detenidos como el falso abogado Marcelo D´Alessio, y no se ha presentado a las citaciones indagatorias convocado por el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla que es quien investiga en esta causa. La presencia del fiscal, ubicado en un sitio muy cercano al presidente, aparece como un aval a su actitud rebelde ante la justicia. Un gesto no casual, premeditado, que lleva a ser interpretado como de apoyo al rebelde fiscal federal. Algo que sucede en un momento de enorme debilidad política de Macri de cara al intento de buscar su reelección.