El deporte argentino entró en una etapa de liquidación de sus bienes. Reforzando su tendencia al decretazo el presidente Mauricio Macri firmó este miércoles otro muy polémico DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) transformando la Secretaría de Deportes en una Agencia de bienes.

De esta forma Macri evita la participación del Congreso Nacional en un tema que no presenta características de necesidad y urgencia y expone su clara intención de poner en venta valiosos e históricos predios que tiene el deporte nacional, como el CeNARD. El ex secretario de deportes Claudio Morresi fue contundente “que sucio es lo que están haciendo que ni siquiera convocan a los deportistas a la firma”, agregando “cerrar el CeNARD para hacer edificios, muestra el único interés comercial de este gobierno”. El Centro Nacional de Alto Rendimiento (CeNARD) es un complejo deportivo de excelencia, ubicado en valiosas 11 hectáreas del bajo de Nuñez, que incluye un hotel para deportistas y entrenadores que vienen de todo el país. El DNU firmado por Macri habilita su cierre y venta. En la ciudad ya dieron muestras que es un tema que vienen pergeñando hace tiempo dentro de la estructura de poder más alta de la alianza Cambiemos. La administración que conduce Larreta ya vendió el Tiro Federal, también anunció el cierre del instituto Romero Brest (ex YPF) para facilitar un desarrollo inmobiliario que destruirá buena parte del pulmón verde que representan para este sector de la ciudad. Sabiendo esta intención de mutilar esta importante estructura del deporte argentino, muchos atletas se han manifestado en contra. Lo hicieron el año pasado durante el desarrollo de los Juegos de la Juventud. En esa ocasión fue frecuente escucharlos pidiendo por el no cierre del CeNARD.