Extraña definición tuvo el presidente Mauricio Macri cuando habló de Martín Lousteau en un reportaje que entregó en su primer programa el ciclo que conduce Viviana Canosa en Canal 9.  «Lo estoy conociendo, pero no voy a pronosticar vice», respondió el jefe de Estado ante la pregunta sobre si Losteau podría ser su compañero de fórmula de Cambiemos.

Lo extraño es que Lousteau fue embajador en el inicio del actual gobierno nada menos que en Estados Unidos. Es de imaginar que no se le entrega semejante responsabilidad en un país central con el que se trabajará en alianzas tanto comerciales como ideológicas, a un desconocido. Macri está teniendo esta semana reuniones con distintos sectores de la UCR que incluyen los tres gobernadores de esta estructura partidaria como dirigentes más alejados de las decisiones que viene tomando la cúpula radical. La aparición de Roberto Lavagna como posible precandidato presidencial corrió hacia su figura la mirada de muchos correligionarios que pretenden separar al histórico partido de las políticas neoliberales del macrismo. En este contexto Lousteau es presentado como una figura de reciente incorporación al radicalismo con muchas posibilidades de acompañar al actual Jefe de Estado en su campaña para ser reelecto. De lograrlo será una forma también de alivianar el camino de Horacio Rodríguez Larreta hacia cuatro años más como Jefe de Gobierno porteño. Lousteau fue su principal adversario en 2015.