Mauricio Macri no tiene coronita. Así lo determinó la jueza federal María Servini que rechazó un planteo de nulidad presentado por la defensa del ex presidente negándose a entregar sus teléfonos celulares para realizar un peritaje judicial. La magistrada ratificó la realización del entrecruzamiento de llamados entre los teléfonos del ex presidente y los integrantes de la denominada mesa judicial por las presuntas maniobras ilegales contra el grupo Indalo.

En sus considerandos la jueza señala que lo ordenado «cumple con todos los requisitos necesarios para su dictado; el conocimiento de todo el universo de llamados resulta necesario a efectos de poder determinar si eventualmente hubo variaciones en los flujos de comunicaciones en las cercanía a los hitos individualizados».

Servini ordenó varios entrecruzamientos de llamados que involucran al ex presidente Macri con los ex titulares de la AFIP Alberto Abad y Leandro Cuccioli ,y también con otros personajes investigados en esta causa. La jueza busca establecer si estas personas se comunicaron en determinadas fechas que son coincidentes con las declaradas por los denunciantes Fabián De Sousa y Cristóbal López, quienes afirmaron haber recibido presiones o advertencias de dictado de medidas contra el grupo Indalo.