Con la intención de fortalecer la alianza Cambiamos el presidente Macri volverá a recibir este martes a los gobernadores propios. La escenografía se monta especialmente para contener a los radicales, quejosos en los últimos tiempos al entender que el gobierno nacional no atendió reclamos propios.

Llegarán a la Casa Rosada Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdes (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy). La sociedad PRO-UCR transita momentos complicados, los seguidores del partido fundado por Leandro N. Alem están construyendo una salida de la Alianza gobernante apostando a la posibilidad electoral que ven en Roberto Lavagna. Para evitar esta posibilidad Macri se reunirá con gobernadores que llevan puesta la boina blanca primero, y en la semana lo hará con dirigentes más díscolos como Ricardo Alfonsín y Federico Storani.