Desde el Salón Blanco de la Casa Rosada el presidente Mauricio Macri anunció este jueves lo que consideró un aporte para «aliviar la carga fiscal» de las Pymes de las economías regionales.

Se trata de una ayuda patronal por la cual ningún empleador pagará impuestos por un trabajador que cobre hasta $ 17.500. «Decidimos aumentar el mínimo no imponible sobre las cargas patronales de los trabajadores de las economías regionales. Con esto, se benefician 19 mil empresas en todo el país, con 200 mil trabajadores», resaltó el jefe de Estado. Según el presidente la intención es que más trabajadores pasen a encuadrarse en un marco legal que Macri definió como formal.