El Ministro Luis Caputo en su exposición ante la comisión bicameral del congreso nacional declaró no tener una offshore puntualizando que solo era un tenedor fiduciario y no propietario. También señaló que tener una offshore no es delito, justificando su existencia en la medida que se encuentren declaradas. 

«Yo era un tenedor fiduciario, no tengo que declararlo porque eso no me hace propietario. Todo está bien presentado en la AFIP”, expresó Caputo quien después pasó a justificar las llamadas guaridas fiscales señalando que “tener una offshore no es delito, claramente no lo es. El único tema es que hay que tenerla declarada. En el caso mío, no tengo nada que ver con esa empresa. Tengo todo declarado”. Esta postura fue duramente criticada en las exposiciones de los diputados Axel Kicillof, Agustín Rossi y el senador José Luís Gioja. “Usted justifica las offshore que líderes de todo el mundo, como Barack Obama, denuncian como cuevas o guaridas fiscales. Este es el único país del mundo donde se las justifican”, le respondió el legislador santafesino, agregando “las cuevas fiscales son los lugares donde los narcotraficantes guardan sus dineros”.

En otras consideraciones Caputo, ante el plenario de diputados y senadores nacionales, descartó enriquecimiento personal durante la actual gestión. “Se me acusa a mí y mi mujer de haber ganado 30 millones de pesos, no ganamos nada” y refiriéndose al último tramo del gobierno de Cristina Fernández subrayó que podría haber realizado operaciones muy rentables para él con el dólar futuro, “yo decidí no beneficiarme por entender que se trataba de una situación ruinosa para el país”. En relación a la deuda externa argentina coincidió con Kicillof que se encontraba cercana a los 200 mil millones de dólares aclarando que el 74% se encuentra comprometida en moneda extranjera (dólares), puntualizando que la actual gestión asumió compromisos por 80 mil millones.