La Unión Argentina de Rugby recibió la autorización para que el seleccionado nacional pueda prepararse y entrenarse para la próxima edición de la Championship.

Sonrisas en las oficinas de la Unión Argentina de Rugby (UAR) tras recibir el permiso del gobierno para que el seleccionado nacional pueda entrenarse.

La autorización otorgada permita a Los Pumas volver a los entrenamientos de manera inmediata y así iniciar su preparación para la próxima edición de la Rugby Championship que se disputará entre noviembre y diciembre de este año.

La norma publicada en el  boletín oficial del último martes bajo el número 1450/2020, establece “La excepción al cumplimiento del ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ y a la prohibición de circular a los atletas argentinos miembros de la Selección Argentina de Rugby, clasificados para el torneo ‘Rugby Championship’ a disputarse en noviembre y diciembre del corriente año, con sus respectivos equipos de trabajo, con el fin de que realicen los entrenamientos y prácticas deportivas pertinentes”.

En otro de sus párrafos la autorización establece que “La Unión Argentina de Rugby (UAR) deberá garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas para preservar la salud de los atletas así como de sus equipos de trabajo, y siempre que se encuentren en alguna de las provincias, departamentos o aglomerados establecidos en el artículo 11 del Decreto N° 641/20, que estos lleguen a sus lugares de entrenamiento sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros interurbano”.

Según algunas fuentes las prácticas y los trabajos del seleccionado serán organizados por grupos (reducidos) y bandas horarias. El lugar elegido para la “burbuja sanitaría” de Los Pumas será Casa Jaguares, ubicada en Ingeniero Maschwitz, Provincia de Buenos Aires.