El país con la mayor cantidad de ventas de cerveza per capita es la República Checa, con 137.3 litros, encuadrado entre los países de Europa del Este que dominan la lista principal de los diez países más consumidores, dejando a EE. UU, en el duodécimo con 74.90 litros. Detrás de República Checa se encolumna Polonia (98.06), Alemania (95.5), Austria (95.4), Lituania (92), Croacia (81.1) Irlanda (79.2), Letonia (76.7), Eslovenia (76.5) y Romania (75.3). La lista la dio a conocer Statista, un portal de estadísticas mundiales.

El nivel de consumo en Argentina está muy por debajo de estas cifras, e inclusive de los países de la región. Según la Cámara que aglutina a los fabricantes de nuestro país, los argentinos consumimos 42 litros, varios escalones por debajo de Brasil y Chile que están en los 60 litros. La plantación nacional actual de lúpulo, elemento que le agrega el sabor a la cerveza, cubre apenas el 12% de la producción de cerveza argentina. La mayor parte proviene de Alemania que es el principal productor de este commodity. Los europeos consumen tanta cerveza que ya han construido dos cervezoductos, tuberías subterráneas para trasladar la bebida preferida de Homero Simpson. El primero se construyó en Bélgica, más precisamente en la ciudad de Brujas una región que alberga a 600 fábricas de cerveza. Una de ellas, De Halve Maan, invirtió en 2012 cuatro millones de Euros en un canal subterráneo de 2 kilómetros de largo que puede transportar hasta 4.000 litros por hora desde su fábrica hasta la embotelladora. Este proyecto contó con el apoyo de la comuna local ya que de esta forma cuida la histórica ciudad evitando el ingreso de camiones. El segundo cervezoducto se inauguró el año pasado en la ciudad alemana de Wacken y tiene 7 kilómetros de largo. Fue concebido para un solo propósito, saciar la sed de los asistentes a uno de los festivales de heavy metal más importantes del mundo: el Wacken Open Air. El ducto es capaz de transportar más de 400.000 litros de cerveza a una velocidad que permite llenar seis vasos de cerveza en seis segundos. A este festival asisten 75 mil personas capaces de consumir un promedio de 5,1 litros de cerveza en los tres días que dura el festival. El primer cervezoducto de nuestro país lo construyó la Cervecería Santa Fe. Se trata de un moderno sistema de cañerías, de 440 metros de largo, que conduce la tradicional bebida desde la sala de filtración de la planta de producción hasta la boca de expendio del Patio Cervecero.