Enfermeras y enfermeros, en el Día de la Sanidad, fueron reprimidos por la Policía de la Ciudad cuando se manifestaban frente a la legislatura porteña reclamando el pase a la carrera profesional al tiempo que también señalan que el no reconocimiento representa discriminación y explotación laboral. «Nos dicen que no marchemos porque nos vamos a exponer, pero yo ya tengo dos trabajos, viajo en colectivo, me pagan miseria y veo poco a mi familia», comentó una de las asistentes a la marcha.

Según señaló la diputada Victoria Montenegro (Frente de Todos) que se encontraba dentro del palacio Ayerza al salir para recibir el petitorio los uniformados dispersaron a bastonazos a los enfermeros lastimando a varios de ellos, entre los que se encontraba una mujer (video) que debió ser atendida por personal médico.