La extrema derecha argentina sigue desarrollando acciones contra la cuarentena establecida por el gobierno nacional para resguardar la vida de los argentinos ante la amenaza del coronavirus. Unas 300 personalidades del distintos ámbitos han acompañado un documento bajo el título “La democracia está en peligro”, en el que fustigan el aislamiento definiendo como una “infectadura” lo que vive el país hoy. Este duro núcleo macrista, conformado por ex funcionarios y beneficiarios del anterior gobierno, busca esmerilar de cualquier forma la creciente imagen del presidente Alberto Fernández.

Entre las insólitas definiciones que desparrama el panfleto, se destaca que “en nombre de la salud pública, una versión aggiornada de la ‘seguridad nacional’, el gobierno encontró en la ‘infectadura’ un eficaz relato legitimado en expertos, seguramente acostumbrados a lidiar con escenarios que se asemejan a situaciones de laboratorios y ratones de experimentación, pero ignorantes de las consecuencias sociales de sus decisiones”.

Entre los firmantes del documento, que parece proponer una eutanasia social teniendo en cuenta la terrible huella que deja el virus en su paso por distintas regiones del mundo, se encuentran entre otros: Dario Lopérfido, Luis Brandoni, Santiago Kovadloff, Daniel Sabsay, la científica Sandra Pitta, Juan José Sebreli, Fanny Maldelbaum, Jorge Sigal y Néstor Sclauzero.

Semejante notificación viene a ratificar la postura fijada por algunos de los firmantes días atrás. Sebreli, por ejemplo, propuso impulsar una desobediencia civil contra el gobierno nacional.