Los trabajadores de la ex Canale de la planta de Llavallol, partido de Lomas de Zamora, obtuvieron la autorización de la Justicia para volver a producir. Están desde hace más de un año sin cobrar sus sueldos y hace cuatro meses que mantienen un acampe frente a esta planta metalúrgica donde se hacen envases para enlatar alimentos.

La empresa dejó de pagar los sueldos en julio del año pasado y en diciembre sus empleados formaron La Cooperativa de Trabajadores Metalúrgicos de Llavallol (Cotramel). Ahora la Justicia les dio el aval para comenzar a trabajar y esperarán la sentencia definitiva, pero con la fábrica en movimiento.